miércoles, 1 de febrero de 2017

Tres poemas de Fernanda Cárdenas


ALERTA, DATO CURIOSO.

No confíes en el señor de la papelería cuando dice que la parte azul de la goma bicolor borra la tinta de gel.
No confíes en las estilistas les dices solo dos dedos, y sales peor que el peinado de Dora la exploradora.
No confíes cuando tu mamá te dice que le pases la chancla y no te va a poner una madriza.
No confíes en un taxista que sabe mejor ruta que “waze”.
No confíes en un taquero que no te dice pásele güerx, aquí hay promoción.
No confíes en los conductores de UBER que tienen un súper modelo en su foto, y en persona están peor que Danny Trejo en sus tiempos de gloria.
No confíes en los videos de Facebook que dicen “que interesante deberías abrirlo”, todos son los malditos gemidos.
No confíes en las sabritas que tienen más papas que aire.
No confíes en la señora de las gorditas que te pregunta si tu quesadilla va con queso o sin queso.
No confíes en una noche de sexo si no hubo un cigarrillo de por medio.
No confíes en las personas que no se lavan el cabello con jabón para manos, cuando no hay shampoo.

A todos los lectores y oyentes les ofrezco una disculpa por engañarlos
  nunca cambia
  nunca cambio
  nunca cambiamos.

Pero sí se cambia  el calzón
                               el celular
                               la canción
                               el marido
                               la amante
                               el canal
                               los zapatos
                               la casa
                
                               
INSTRUCCIONES PARA ARMAR UN HUEVO KÍNDER SORPRESA

1. Para armar un huevo kínder sorpresa, tienes que olvidar tu ruptura amorosa, si no es así, no sigas leyendo, por tu comprensión gracias.

2. No tener a la vista el chocolate kínder porque puede ser probable que vuelva la ansiedad y te vuelvas un diabético tipo 1.

3. Seguro estás tan inconforme con tu cuerpo que piensas que por eso te dejaron, pero no te importa sigues lidiando con las promociones de los huevos kínder que hay en costco en el pasillo 6.

4. Contempla el huevo de plástico, no le hagas caso al huevo de chocolate es una trampa para el escape de las espinillas.

5. Revisa el huevo, bueno sonó eso bastante obsceno así que mejor destápalo, ¿qué contiene?

6. ¿Te das cuenta? El juguete es el maldito pronombre y un arbusto armable
changuito
changui
changuito bebé
7. Saca las piezas, nada se tiene que armar, sólo
un
simple
arbusto
de
papel

8. ¡Vamos vuelve a revisar el huevo o bueno, destápalo, haz algo! ¿En serio, eres tan inseguro que vuelves a ver si hay algo más?

9. ¡Felicitaciones ya aguantaste mucho, vas bien, de huevos como decimos los mexicanos!

10. Date cuenta que tu suerte es como el juguete del dichoso huevo kínder siempre tratando de ser aceptado
por una sociedad discriminatoria
una sociedad con estereotipos
¿sociedad?


11. Encima eres novato, ¿acaso no te das cuenta? Se arma el juguete
chango-arbusto
                          arbusto-chango
son puros eufemismos
no el huevo kínder, ese ya viene armado.




LA MANZANA DE BLANCA NIEVES.

Vivo en el lugar  sin vida.
En una habitación llena de esquemas
llena de códigos
llena de semen
llena de maldiciones
llena de contradicciones
llena de engaños
llena de cosas que no están llenas
Siempre la misma mierda embarrada en los muros
Siempre
un
mismo
día

¿Será una trampa?
La misma pesadilla.
La tentación llegó a matar mis labios, mis manos, dios, mis manos eran como plastilina, moldeables.
Toqué el paraíso, pero sólo estaba en coma.


*****************************************************************************************
Fernanda Cárdenas, (Querétaro, 1998) Poeta y cantante en formación. Asiste al  Taller de poesía coordinado por Romina Cazón y es miembro del Colectivo Lengua Suelta.
Asistió a  varias lecturas y recién empieza a mostrar su trabajo.  En la actualidad trabaja en  su primer poemario.